Entrevista a Verónica Mey. La emoción del trabajo en equipo

ENTREVISTA A VERONICA MEY

La emoción del trabajo en equipo

Es una gran maestra de actores. Resulta fácil reconocer el sello de calidad que su estudio imprime en todos los trabajos que aborda. Para ella, el creador, la creadora, no es un yo, sino un nosotros, y como consecuencia solo concibe el trabajo en equipo. Le gusta crear complicidades, sumar voluntades, se implica e implica a quien se acerca a ella, porque traslada verdad y pasión en su trabajo. Firme defensora de las cuotas, en su lucha por la igualdad siente que las mujeres también tienen que dar un paso más y creer en su talento y su trabajo.

Ha sido la encargada de dirigir el homenaje que el festival Ellas Crean realizó a la memoria de Almudena Grandes en el Museo del Prado, el 28 de febrero. Junto con los actores Mónica Bardem y Unax Ugalde nos trasladó a su universo literario con un montaje conmovedor. No faltaron los sonidos de la infancia, los del exilio, tampoco los de la guerra, los de una guerra pasada que ahora se funden con los de la guerra actual, con el horror que nos conmueve y nos llena de dolor.

P.- Dramaturga, productora, actriz, profesora, empresaria, directora de escena, ahora directora de cine… De todas estas facetas, ¿cual es su preferida?

Me gusta considerarme creadora, y cuando una persona es creadora desarrolla esa creación en todas las facetas en las que tiene algo que contar. Para mí la docencia es muy importante, por las carencias que observé en mis periodos formativos; con respecto a las más enfocadas a la creación, he buscado una identidad en las grietas donde tenía algo que decir. Desgraciadamente hay un largo camino para las mujeres, y sobre todo en los contextos sociales, por ello, en mi creación hay una vertiente social que intenta hablar de las mujeres y las problemáticas que les son inherentes. En el transcurso de mi carrera he tenido la suerte de contar con grandes equipos que me han apoyado; me gustaría resaltar esto, porque sin los equipos no seríamos nada. La cuestión es poder llegar al público, establecer una vía de comunicación para ese mensaje que queremos transmitir. Es nuestra aportación, nuestro granito de arena para poder cambiar el mundo.

P.- Recibe unos textos de Almudena Grandes y el encargo de materializarlos en un pequeño homenaje a la escritora, en ese templo de la cultura que es el Museo del Prado, en la presentación del festival Ellas Crean. ¿Cómo aborda este trabajo? ¿Se siente satisfecha?

Bardem y UgaldeLo abordé con mucha humildad, entendiendo que en este caso mi labor era estar al servicio de la memoria de Almudena y de un festival donde muchas mujeres, grandes profesionales, coreógrafas, músicas, etc. van a tener cabida. Yo lo abordé respetando al máximo la palabra. Era lo más importante, que los textos seleccionados pudieran tener un marco donde se pudieran entender y apreciar, porque he de decir que recogían toda la esencia de su literatura. Respeto a la palabra y encontrar los intérpretes adecuados para que fueran el vehículo para esa palabra. En este sentido, decir que ha sido un honor trabajar con Mónica Bardem y Unax Ugalde que, además de ser unos grandísimos intérpretes, son personas comprometidas con el mensaje del festival, que tiene como fin dar voz a las mujeres creadoras. Ellos entendieron la naturaleza del acto, homenajear la obra de Almudena y se sumaron con toda su disponibilidad. Me siento muy honrada y feliz con los resultados.

 

P.- En sus producciones llama la atención el enorme trabajo de actores que hay detrás. ¿Se podría hablar de una marca, de un estilo de Verónica Mey Estudio?

Me gustaría pensar que sí, pero no por el afán de establecer una marca. Desde mis comienzos profesionales he valorado siempre muchísimo el trabajo del equipo. La creación nunca es un yo, siempre es un nosotros. Como buen aglutinador de talentos, el director o directora tiene que estar en contacto con su materia, y en este caso trabajamos con sentimientos, con emociones; los actores son materia viva, por ello desde el máximo respeto al intérprete, también desde el máximo respeto al texto que se quiere poner en pie, bien sea en el teatro o en el audiovisual, hay que poner a los equipos a trabajar a favor.

Para mí es esencial, como primera fase, el trabajo de análisis del texto, qué mirada se quiere aplicar  sobre ese texto, cómo podemos contribuir a que ese texto crezca, se haga grande y transmita el mensaje para el que fue creado, y luego trabajar con los intérpretes, que ellos sientan que tienen algo que aportar, porque no se trata solo de la visión del director o la directora, ellos también van a construir, van a crear, son actores-creadores. Esto me interesa mucho resaltarlo. Me gusta mucho alentar la auto-creación en el intérprete. Al final es una suma de posibilidades, de talentos. De esta forma se consigue que ellos se suban al barco, que se sientan queridos, valorados, arropados. Y cuando los seres humanos, y más los artistas, trabajan en comunión, la suma nunca puede ser negativa, siempre es positiva. Es una suma de voluntades, y en eso enfoco mi carrera y mis trabajos.

P.- El pasado año se embarcó en su primer cortometraje, Sin Patria, que ya ha comenzado su andadura por festivales. ¿La vamos a ver más en el cine? ¿Engancha el lenguaje audiovisual?

El lenguaje audiovisual engancha, y mucho. Desde que era muy joven siempre he sentido una fascinación por el cine y por el trabajo audiovisual. Creo que es un vehículo de comunicación impresionante para conectar con el espectador; a diferencia del teatro, que es efímero, y que sucede en un determinado lugar, en un momento determinado, lo audiovisual trasciende en el tiempo. Tengo intención de seguir dedicándome al cine, de hecho ya tengo proyectos a la vista y espero poder llevarlos a cabo entre 2022 y 2023.

P.- Usted es una mujer comprometida con los derechos de las mujeres, cuidadosa con sus equipos, que buscan siempre la paridad. ¿Siente que estamos avanzando en igualdad? ¿Es partidaria del sistema de cuotas?

R.- Sí que considero que en los últimos años ha habido grandes avances para las mujeres en las artes escénicas. Nuestro país está sobrado de talento y por ello creo  que el mayor reto que tenemos las creadoras, guionistas, directoras, productoras -porque las productoras también crean-, la labor que nos corresponde ahora, es dar visibilidad a ese talento. Lo fundamental es que los trabajos de calidad que existen, se conozcan, y hacer posible que las mujeres lleguen a los estatus de poder, con músculo financiero, para dar visibilidad a esas nuevas generaciones.

Sin duda, soy partidaria del sistema de cuotas; ahí tenemos la Ley del Cine, que ha favorecido que haya más directoras de fotografía, más jefas de equipo, departamentos que siempre han sido siempre coto reservado para los hombres. Las cuotas han ayudado muchísimo, y no me cabe duda de que en los próximos años las nuevas generaciones que lleguen se van a ver beneficiadas de esas nuevas políticas. Lo que tenemos que hacer las mujeres es creernos que somos capaces, que podemos hacerlo. Ocurre que cuando hay una convocatoria se presentan más hombres que mujeres, muchas veces en una relación de 15 propuestas de hombres por 5 de mujeres. Cuando hablo con compañeras de la profesión, nos decimos que muchas veces somos nosotras mismas las que nos boicoteamos y decimos:  no podemos hacerlo, no me van a financiar, para qué, no me lo van a dar… porque hay una falta de confianza en nuestra propia valía. Me gustaría transmitir que es el momento de creer en nuestro talento, que podemos hacerlo y que estamos dispuestas a hacerlo. Hay que ir a por todas, compañeras.


Concha Hernández

 

Ellas Crean edición 2022
tweets en ‎@EllasCrean
Ellas Crean 2022 programación