LBQ: figura de mujer en paisaje tecno

Lleno en la sala Galileo para ver uno de los primeros conciertos del Ellas Crean, La Bien Querida. Ana Fernández-Villaverde no defraudó a sus seguidores ni a los curiosos y bordó un concierto con todas las características marca de la casa: ambiente recogido; melancolía; introspección compartida, pasiones moderadas; sentimientos, experiencias personales… su sello de creadora única y con un universo propio. Una figura de mujer dibujándose en medio de un paisaje sonoro.

Para los nostálgicos del guitarreo umplugged de sus primeros discos, el trío demostró que el tecno-kraut-pop, como ella misma ha definido su nueva manera de hacer, se adapta perfectamente al elegante mundo LBQ, y le proporciona unas aristas que lo hacen más denso. Además le da un puntito zen que seguro es del gusto de la creadora, que ha señalado la poesía china sobre el paisaje como una de sus influencias estéticas. No en vano, la música de LBQ es una extraordinaria creadora de ambientes.

Aunque cambie la guitarra acústica por las eléctricas, las programaciones y los sintetizadores, el estilo de La Bien Querida sigue allí; si acaso ha ganado en densidad lo que ha perdido en ingenuidad. Ya no se trata de revivir aquella frescura con la que Ana Fernández-Villaverde irrumpió en el panorama musical, sino de asumir su estilo hasta sus últimas consecuencias. Y el público se sigue identificando con esa sinceridad, con esa implicación personal en la historias que cuentan, y con esa mezcla de frío y pasión, que ha ganado en contundencia.

Acompañada por las lisérgicas animaciones de Stanley Sunday, un complemento visual perfecto, que refuerza la idea de que, más que un concierto, La Bien Querida ofrece una experiencia estética, Fernández Villaverde fue repasando los temas de su último álbum, Ceremonia, con hitos como A veces ni eso. Y, por supuesto no olvidó muchos de sus temas fetiche, que contribuyeron a transmitir a sus seguidores la sensación de que, aunque algo de la decoración había cambiado, seguían estando en casa.

tweets en ‎@EllasCrean