JANA PACHECO, dramaturga, directora de escena, MARÍA DEL MAR SUÁREZ (LA CHACHI), coreógrafa y bailarina y las artistas visuales, MARINA VARGAS y MARISA GONZÁLEZ

Lo subversivo, con Jana Pacheco, La Chachi, Marina Vargas y Marisa González
Modera Zara Fernández de Moya, en el Museo Arqueológico Nacional
Día 23 de marzo de 2023

Fotos: Ellas Crean © Elena Quintanar


La creación liberada

Desafío, poder, introspección, orígenes… ¿Tienen algo que ver con lo subversivo? ¿Qué es lo subversivo? ¿Es algo universal, compartido o íntimo? ¿Es libertad, es voluntad, son valores? Todas estas preguntas giran en torno al mercado del arte y cómo el espíritu creativo de las artistas es capaz de subvertir el orden que rige este espacio.

El pasado 23 de marzo en el Museo Arqueológico Nacional, el Festival Ellas Crean tuvo el honor de acoger una mesa redonda presidida por la dramaturga Jana Pacheco; las artistas visuales Marina Vargas y Marisa González; y la bailaora María del Mar Suárez. Un encuentro abierto a la reflexión y a la crítica, donde se debatió acerca las diversas maneras de mirar y las cuestiones político-sociales que atraviesan a las mujeres dentro del campo artístico. Zara Fernández, directora de proyectos y comisaria, fue la moderadora de este evento que acogió personalidades de disciplinas variadas, pero convergentes en la defensa del feminismo.

Esta iniciativa tuvo su despertar en Málaga, gracias a una conversación sobre la obra de la artista portuguesa Paula Rego. Concha Hernández, directora de Ellas Crean, no quiso dejar pasar la oportunidad de mencionar a la pintora, haciendo un guiño a su trabajo y a la ocurrencia que surgió en aquel encuentro. Además, Zara Fernández también homenajeó a las Guerrilla Girls, dando comienzo al coloquio a través de este admirado ejemplo de subversión. Ya se dejó caer la semilla que dio comienzo al debate y algunos comentarios inspiradores comenzaron a surgir.

Marina Vargas indagó sobre los aspectos rupturistas que se encuentran en la profundidad de su obra. Para ella lo subversivo se basa en la defensa de sus valores dentro del mercado. No venderse a los discursos imperantes, sino apostar por aquello en lo que verdaderamente cree. El cambio implica atrevimiento y romper con lo convencional puede levantar ampollas, pero eso es precisamente aquello que busca la artista.

Su obra Intra-Venus rompe con el ideal de belleza y expone una realidad difícilmente mostrada en otros campos de acción. Se trata de una representación escultórica en mármol de carrara de su propio cuerpo, con el puño en alto para enseñar la cicatriz de su operación. La dureza de convivir con un cáncer de mama; los miedos que este genera y las alteraciones en el cuerpo enfermo son cuestiones que llevaron a la artista a visibilizar esta situación. También mencionó a Hannah Wilke, personalidad referente en el arte feminista, que también mostró su enfermedad en una propuesta fotográfica.

Por otro lado, Jana Pacheco reivindicó el retorno a los orígenes y la capacidad de introspección de las artistas para sacar aquello que es subversivo. Echar la vista hacia nuestro pasado es precisamente donde se encuentra la raíz para desafiar el orden y salir de los márgenes, según indica la dramaturga. Repensar y compartir son premisas que interesan a la artista, ya que lo subversivo reside en la colectivización y en prestar atención al otro. La inclusión de personas con neurodivergencia, con discapacidad o con realidades diversas es algo fundamental en su creación.; no solo en la escena, sino en el público. Hacer partícipes a aquellas personas que han experimentado la marginación y han sufrido un silencio obligado es un aspecto que ocupa un lugar importante en su proceso creativo.

Esta muestra teatral de lo subversivo conecta con la danza de María del Mar Suárez, también conocida como La Chachi. La bailaora y coreógrafa destacó la apertura del flamenco a unos lugares nunca explorados. Esta disciplina, tan arraigada a las costumbres y al mismo tiempo encorsetada en unos ritmos muy marcados, conforma el marco de trabajo de su obra. La artista opera a través de la gestualidad y de la interpretación para moldear el discurso que pretende transmitir a través del baile. Su iniciativa es llevar al límite el flamenco y colocar esta danza en el panorama contemporáneo, algo que consiguió a través de su pieza Taranto Aleatorio, celebrada durante el Festival Ellas Crean.

Finalmente, Marisa González explicó una de sus series fotográficas más icónicas, titulada Violence-Women. La artista señaló cómo surgió la idea de crear esta propuesta, a raíz de ver una noticia en un periódico acerca de las torturas realizadas a mujeres en las cárceles de Chile. La reivindicación política siempre ha ido de la mano de la artista. Por ello, la denuncia, la protesta y la disconformidad se dejan ver en sus obras. Además, cumple un gran papel en la asociación Mujeres en las ArtesVisuales (MAV) al redactar las biografías de algunas mujeres dentro de este campo. Crear legado y documentar la vida y la presencia de mujeres en las artes es uno de sus grandes propósitos.

En definitiva, desafiar el orden; trastocar las normas; romper con lo convencional y explorar nuevas vías de experimentación pueden ser actividades entendidas desde diferentes prismas. Ellas son el talento que se necesita para conseguirlo, lo subversivo sigue ocupando espacios y este ha venido para quedarse.


 

Andrea Sánchez Espadero


CALENDARIO
ellas crean 2023
tweets en ‎@EllasCrean