Arquetipos e Hipnagogias

Diana y Doina Rotaru

Solo se me ocurre una palabra para definir la experiencia de participar en un concierto con música de la compositoras rumanas Doina Rotaur y Diana Rotaru: Magia.

La magia ocurre a varios niveles, in primis el puramente musical. Doina Rotaru, con sus referencias a la música ancestral, la sutil reelaboración de elementos tradicionales rumanos y la evocación de símbolos universales,  construye una música a la vez elaborada y directa, que llega  a lo más profundo de nuestro inconsciente.  La magia ocurre también entre los interpretes por los cuales es necesario comprender el lenguaje de Doina Rotaru en todas sus facetas, establecer un contacto emocional con el elemento musical, llegando a vivir una experiencia interpretativa global.

“Mi principal preocupación es de crear un mundo musical especial, que vincule los arquetipos antiguos con los lenguajes y técnicas modernas. El estado de meditación y contemplación es muy importante en este proceso de evolución y transformación gradual. También trato de conectar la música folclórica arcaica rumana con los patrones tradicionales universales”. Doina Rotaru

La hipnagogia es el estado intermedio entre la vigilia y el sueño, cuando aún estamos despiertos, pero comienzan a aparecer los primeros destellos de los sueños.

Esta definición se aplica perfectamente a la música de Diana Rotaru que, en su espacio onírico, fluctúa entre el sueño más dulce y la peor pesadilla.

Diana posee el arte del embrujo y de la mutación: te conduce hacia un mundo aterciopelado, fuera de tiempo…y de repente te encuentras subido a una montaña rusa. Tocar su música te llena de adrenalina, te quita inhibiciones y empuja al interprete a encontrar este sutil equilibrio entre gestos suaves y brutales.

Así ayer, arropados por todas estas emociones y por el cariño y el apoyo de Diana y Doina Rotaru, nos entregamos todos los intérpretes a la música de estas magnificas mujeres.


Alessandra Rombolà

Descarga el programa de Ellas Crean
Ana Juan - Ellas Crean