Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

| December 17, 2017

Volver al principio de

Principio

Recuerdos con coreografía propia

Recuerdos con coreografía propia

La compañía La otra familia regresó al Teatro Conde Duque para recoger los  aplausos cosechados en diciembre pasado, cuando recibieron el Premio del público del Certamen Coreográfico de Madrid. En aquel entonces mostraron la versión corta de este “All these places have their moments” que ahora se estrenaba en  su formulación completa en Ellas Crean. No por aquello de que el público siempre tiene la razón, que también, sino más bien por las audacias que habitan en este misterio coreográfico, el teatro se llenó. Llegaron sus bailarines dirigidos nuevamente por Patricia Hastewell, esa barcelonesa audaz que está soñando una danza distinta desde Austria. Y volvieron a convencer y a emocionar, en esa obra de teatro que es “All these places…”, una obra que quiere dar lugar y espacio a esa vida interior, intangible, a la que llamamos recuerdo.

El recuerdo, la memoria, estaba representado en el escenario por unos marcos huecos, unos cuadros vacíos de imágenes, que el espectador tenía que pintar con su propia imaginación. Patricia Hastewell, Giulia Tornarolli, Alexandros Anastasiadis y Luis García López dan vida con movimientos teatralizados e ingeniosos tanto a recuerdos como certezas, que nunca llegan a identificarse. Hasta el reloj como metáfora del tiempo se cae intencionadamente, para liberar al espectador de toda atadura temporal. La pieza se abre con el canto del personaje principal y un escenario mínimo, apenas vestido con sillas y mesas, dando alma a un espacio inquietante, aquel donde el recuerdo y al realidad se confunde. La danza de los bailarines es tan natural y cercana, como original y lejana, construyendo una historia coreográfica en la que el público acaba siendo partícipe, pues a él le tocaba desentrañar la luz de la oscuridad, tarea nada fácil, apenas ayudada por las elecciones musicales.

Magnífica inauguración del apartado de danza de Ellas Crean en un teatro que había amanecido feliz por la nominación de un Premio Max a Jesús Rubio Gamo por su pieza “Ahora que no somos demasiado viejos todavía”, coproducida por el C.C. Conde Duque. Y también por las otras nominaciones a estos prestigiosos galardones escénicos de dos espectáculos que se estrenarán en Madrid en este centro cultural y en el festival Ellas Crean, “Catedral” de Patricia Guerrero y “Mulïer” de la Compañía Maduixa. La danza, pues, sigue marcando el movimiento cultural de Conde Duque, y con rumbo firme y certero, si nos permite decir,  tras la visita de la compañía La otra familia, formada en la SEAD (Salzburg Experimental Academy of Dance) y donde comparten desde 2013 sus ganas de generar vida a partir de arrebatadoras fantasías coreográficas.