Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

| June 26, 2017

Volver al principio de

Principio

Ha nacido una voz

Ha nacido una voz

Todo lo que canta lo convierte en algo mágico, en una emoción vocal de singularidades sin precedentes en los últimos años, en una palabra cantada henchida de sana adrenalina. Lo mismo da el idioma, el estilo, el arreglo… cada vez que Tonina Saputo abre la boca el corazón palpita latidos extrañamente felices. Y no es exageración: compruébenlo ustedes mismos y óiganla. Luego, además, es que la niña –tiene 21 añitos- lo hace con una pasmosa naturalidad, sin esfuerzo, con un talento incontestable. Sí, da algo de vértigo asomarse el universo artístico de esta joven nacida en San Diego, criada en Missouri, de padre ugandés y madre siciliana. “Ahí es nada”, dijo Javier Limón al inicio del recital, como músico invitado, mentor y descubridor de esta voz que ha llegado para quedarse entre nosotros.

La visita de la también contrabajista adquirió brillos especiales al ser su primer gran concierto como líder, una actuación que también suponía el estreno absoluto de los temas que se incluirán en su próximo disco, Pocket. Le acompañaban otras dos compañeras del Berklee College of Music de Boston, prestigioso centro académico donde han coincidido todos. Nos referimos a las también jovencísimas Heather Rivas, al piano, y Lucy Clifford, al bajo. En el costado, dos músicos de contrastada verdad, el trompetista Rafa Mirón, un intérprete con muchas sensibilidades en su soplo, y el percusionista Israel Suárez “Piraña”, un hombre con todos los ritmos. Y. sí, en la platea mucho aroma de noche grande…

Arrancó la velada con dos dúos, el primero, de Tonina junto a Javier Limón, iluminando el firmamento de clásicos como “Historia de un amor” o “Quizás”; hay que decir llegado a este punto que Tonina efectivamente convierte en oro todo lo que canta, pero en los boleros… diablos, en los boleros la chica roza una emoción sublimada. Luego le tocó el turno al mano a mano entre la cantante y la pianista Heather Rivas, en donde realizaron personalísimas versiones de temas de Nirvana, The Beatles o Sam Cooke, para después llamar al resto de la banda y hacer más grande el sortilegio musical que encima del escenario del Auditorio Conde  Duque se estaba cocinando.

Cayeron nuevos temas como “Árbol de la vida”, una composición del propio Javier Limón que con apenas un poco de fortuna pueda acabar siendo un clásico; también otras versiones como el “Just say I love him” de Nina Simone; y sobre todo, cuando ya parecía que los corazones no podían bombear más sangre, un “Angelitos negros” cantado en inglés y un singular “Perfidia”, que fueron justa expresión de esa magia vocal que atesora Tonina.

Hay una gran verdad en torno a Tonina, y es que todas las palabras y canciones descubren un hogar en su voz. Su paso por Ellas Crean, la confirmación orgánica de su talento y el estreno absoluto de sus nuevas canciones, será recordado por mucho tiempo. Y, sí, también, la constatación de que ha nacido una nueva voz.